Policía Local Cehegín y Guardia Civil desmantelan un invernadero con 230 plantas de marihuana en una vivienda de Cehegín

30-11-2018

La operación se saldó con la detención de una pareja de 31 y 36 años, que tenía dos niños a su cargo, y otro adulto de 62 años.


La Policía Local de Cehegín y Guardia Civil de la Región de Murcia desarrollaron, de forma conjunta, la operación 'Cillera', una investigación enmarcada en los servicios orientados a prevenir y perseguir el tráfico de drogas, que se saldó con la desarticulación, en una vivienda de Cehegín, de un invernadero clandestino donde se incautaron 230 plantas de cannabis sativa y numerosos útiles destinados a su cultivo 'indoor'.

Tres personas fueron detenidas como presuntas autoras de los delitos de cultivo y elaboración de droga, y de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se inició el pasado mes de octubre, cuando agentes de la Policía Local de Cehegín detectaron la conexión ilegal del suministro de luz de una vivienda de la que, además, emanaba un fuerte olor a marihuana.

Las primeras pesquisas permitieron determinar la veracidad de las sospechas y averiguar que en el inmueble residía una joven pareja, otro adulto y dos niños.

Los distintos operativos de vigilancia de la vivienda, desarrollados de forma conjunta por la Policía Local de Cehegín y la Guardia Civil, concluyeron con la obtención de indicios suficientes que relacionaban a sus moradores con el cultivo ilegal de marihuana, por lo que fue solicitado mandamiento de entrada y registro de la autoridad judicial.

Recientemente, se llevó a cabo la fase de explotación de la operación, que culminó con la incautación de 230 plantas de cannabis sativa –de 1 metro aproximado de altura–, 55 reactancias, 54 lámparas halógenas, cuatro ventiladores, dos diferenciales eléctricos, así como varios filtros y extractores de aire.

Los moradores de la vivienda –dos hombres y una mujer españoles, de 31, 36 y 62 años– fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de cultivo y elaboración de droga, y de defraudación de fluido eléctrico.

Los ahora detenidos instalaron en la planta superior del inmueble, dedicada prácticamente en exclusiva al cultivo de las plantas, los elementos necesarios para favorecer su crecimiento. Además dotaron ese piso con mecanismos de aislamiento para no levantar sospechas.

La arrestados, la droga y efectos incautados, así como las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Caravaca de la Cruz.

Comparte esta entrada